Declaración de la XX Cumbre del Grupo de Río

A continuación la declaración suscrita por los mandatarios participantes en la XX Cumbre del Grupo de Río, celebrada el viernes en esta ciudad:

Las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno del Mecanismo Permanente de Consulta y Concertación Política -Grupo de Río- reunidos en ocasión de la XX Reunión Cumbre en Santo Domingo, República Dominicana, atentos a la situación que prevalece entre Ecuador y Colombia, hemos convenido en emitir la siguiente
Declaración:

1. Son motivo de profunda preocupación para toda la región los acontecimientos que tuvieron lugar el primero de marzo de 2008 cuando fuerzas militares y efectivos de la policía de Colombia incursionaron en territorio de Ecuador, en la provincia de Sucumbíos, sin consentimiento expreso del Gobierno de Ecuador para realizar un operativo en contra de miembros de un grupo irregular de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que se encontraba clandestinamente acampando en el sector fronterizo ecuatoriano.

2. Rechazamos esta violación a la integridad territorial de Ecuador, y por consiguiente reafirmamos el principio de que el territorio de un Estado es inviolable y no puede ser objeto de ocupación militar ni de otras medidas de fuerza tomadas por otro Estado, directa o indirectamente, cualquiera fuera el motivo, aún de manera temporal.

3. Tomamos nota, con satisfacción, de las plenas disculpas que el Presidente µlvaro Uribe ofreció al Gobierno y al pueblo de Ecuador, por la violación del territorio y la soberanía de esta hermana nación, el primero de marzo de 2008, por parte de la fuerza pública de Colombia.

4. Registramos también el compromiso del presidente Alvaro Uribe en nombre de su país de que estos hechos no se repetirán en el futuro bajo ninguna circunstancia, en cumplimiento de lo que disponen los artículos 19 y 21 de la Carta de la OEA.

5. Tomamos nota de la decisión del Presidente Rafael Correa de recibir la documentación ofrecida por el Presidente Alvaro Uribe y que habría llegado a poder del Gobierno de Colombia luego de los hechos del 1 de marzo, a fin de que las autoridades judiciales ecuatorianas investiguen eventuales violaciones a la ley nacional.

6. Recordamos también los principios, consagrados por el derecho internacional, de respeto a la soberanía, de abstención de la amenaza o el uso de la fuerza y de no injerencia en los asuntos internos de otros Estados, destacando que el artículo 19 de la Carta de la Organización de Estados Americanos prescribe que ”Ningún Estado o Grupo de Estados tiene el derecho de intervenir, directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos o externos de cualquier otro. El principio anterior excluye no solamente la fuerza armada, sino también otra forma de injerencia o de tendencia atentatoria de la personalidad del Estado, de los elementos políticos, económicos, y culturales que lo constituyen.”

7. Reiteramos nuestro compromiso con la convivencia pacífica en la región, basada en los preceptos fundamentales del derecho internacional contenidos en las Cartas de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos, así como en los objetivos esenciales del Grupo de Río, de manera destacada la solución pacífica de las controversias internacionales y su vocación para la preservación de la paz y la búsqueda conjunta de soluciones a los conflictos que afectan a la región.

8. Reiteramos nuestro firme compromiso de combatir las amenazas a la seguridad de todos sus Estados, provenientes de la acción de grupos irregulares o de organizaciones criminales, en particular de aquellas vinculadas a actividades del narcotráfico. Colombia considera a esas organizaciones criminales como terroristas.

9. Respaldamos la resolución aprobada por el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos el 5 de marzo de 2008. Asimismo, expresamos nuestro apoyo al Secretario General en el cumplimiento de las responsabilidades que le acaban de ser asignadas mediante dicha resolución para encabezar una Comisión que visitará ambos países recorriendo los lugares que las partes le indiquen y elevará un informe de sus observaciones a la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores y propondrá fórmulas de acercamiento entre ambas naciones.

10. Exhortamos a las partes involucradas a mantener abiertos canales respetuosos de comunicación y a buscar fórmulas de distensión.

11. Teniendo en cuenta la valiosa tradición del Grupo de Rio, como un fundamental mecanismo para la promoción del entendimiento y la búsqueda de la paz en nuestra región, manifestamos el total apoyo a todo esfuerzo de acercamiento. En tal sentido, ofrecemos a los gobiernos de Colombia y Ecuador los buenos oficios del Grupo para contribuir a una solución satisfactoria, para lo cual la Troika del Grupo permanece atenta a los resultados de la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores.

Santo Domingo, República Dominicana
7 de marzo de 2008.

Anuncios

Grupo de Río reconoció propuesta del presidente Chávez para paz duradera en Colombia y mejores relaciones en la región


Durante los últimos minutos del encuentro que congregó en la capital de República Dominicana a los presidentes y representantes de los países miembros del Grupo de Río, el mandatario anfitrión, Leonel Fernández, consideró dar reconocimiento —en calidad de coordinador pro témpore de la organización— a la propuesta que el presidente Hugo Chávez catalogó como una oportunidad en el trabajo por propiciar escenarios posibles para contribuir a la confianza y aportes para la paz duradera, y mejores relaciones entre los países.

“Aquí todos quieren la paz, aquí todos queremos contribuir con Colombia, con Ecuador, con Venezuela, con todos para que efectivamente podamos vivir en las mejores relaciones posibles, relaciones armoniosas, relaciones fraternas, relaciones de amistad”, concluyó.

Dijo que había que tomarle la palabra al presidente Chávez cuando afirmó que no está en actitud de colaboración con una fuerza que sea agresora y que contribuya a la desestabilización de Colombia y que, por el contrario, no tomarle la palabra sería seguir hacia el fracaso.

Llamó al compromiso de asumir los criterios, ideas y planteamientos que se pusieron de manifiesto en la reunión celebrada este viernes, de ejercer una actuación siempre en el marco del multilateralismo, de respeto a las normas de derecho internacional y de “continuar el diálogo constructivo que permita recuperar la confianza que está erosionada en estos momentos, bajar el tono, mantener el respeto y la consideración hacia la dignidad de cada uno de los jefes de Estado”.

Fernández no dudó en considerar que lo anteriormente expuesto es lo que toda América Latina quiere. Invitó a culminar el encuentro de Santo Domingo reafirmando los valores de la paz, la amistad y la fraternidad entre todos.

La propuesta del presidente Chávez fue formulada durante su intervención en la plenaria, cuando ratificó su compromiso de seguir trabajando con todos los países de la región para procurar la paz en la nación neogranadina y avanzar en el respeto a la soberanía de todas las naciones.

En este mismo orden y luego que los presidentes de Ecuador, Venezuela, Nicaragua y Colombia se estrecharan las manos, ante la petición de la plenaria de mandatarios del Grupo de Río reunidos en Santo Domingo, el jefe de Estado nicaragüense realizó el anuncio de restituir relaciones diplomáticas con el Gobierno de Bogotá, con el compromiso por parte de ambas naciones de continuar avanzando en solucionar la situación limítrofe que les llevó al conflicto diplomático.

Fuente: Prensa Presidencial Venezuela

Abrazo entre Uribe, Chávez y Correa

Abrazo entre Uribe, Chávez y Correa

en la Vigésima Cumbre Presidencial del Grupo de Río

Santo Domingo – República Dominicana

Rafael Correa: No hay que temerle a una OPEP con visión geopolítica

Riad.- El presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa, se manifestó completamente de acuerdo con la propuesta de fortalecer el papel geopolítico de la OPEP, planteada por su homólogo venezolano Hugo Chávez, en la Sesión inaugural de la 3era Cumbre de Soberanos y Jefes de Estado de la Organización, a la cual regresa el país latinoamericano.

“No nos puede sorprender, no puede ser de otra manera. ¿Acaso el petróleo no es un recurso estratégico fundamental? ¿Acaso por el petróleo no hay invasiones y guerras en los actuales momentos? ¿Acaso lo que busca la OPEP no es hacer políticas colectivas, políticas públicas en función de nuestros pueblos? En consecuencia, no hay que tener miedo a la visión geopolítica de la OPEP. Por el contrario, tratar de negar esta visión es tratar de negar la realidad; necesitamos una visión política para tomar adecuadas políticas públicas, para tomar adecuadas acciones colectivas, para manejar adecuadamente un recurso estratégico como es el petróleo”, aseveró en rueda de prensa el mandatario ecuatoriano.

Incluso al ser abordado sobre su posición de cara a la propuesta de revisar la moneda que emplea la Organización para realizar las transacciones del petróleo, el mandatario afirmó que esta discusión es política y aseveró que Ecuador está completamente de acuerdo con que la OPEP transe el petróleo con una moneda dura.

“Si seguimos transando en una moneda débil como el dólar, que se ha debilitado mucho en los últimos tiempos, estaríamos transfiriendo nuestras riquezas a los países con divisas más estables”, dijo.

“Recordemos que el petróleo no se produce, ya está creado y se extrae. Significa que estamos transfiriendo riqueza al primer mundo y que para comprar bienes de esos países con moneda dura, como por ejemplo el euro, tendremos que dar más petróleo por la misma cantidad de sus bienes, por lo que no nos conviene”.

Precios justos y adecuada compensación

Si bien considera que el tema de los precios justos “es un debate de siglos” de las ciencias económicas, Correa afirma que los países productores deben tener una adecuada compensación, más aún si los mayores consumidores son los países ricos, “lo que se debe buscar es una compensación para los países pobres importadores de petróleo para no incrementar su pobreza”.

En este sentido, dijo que Ecuador está de acuerdo con la creación del Banco de la OPEP, que financie a tasas de interés preferencial a estos países.

Al ser consultado sobre los actuales precios del crudo, el mandatario aseguró que en términos reales, el precio actual del petróleo aún es menor que en los años 80.

A la vanguardia de la protección del ambiente

El presidente de Ecuador indicó que la Organización que agrupa a los países exportadores de petróleo debe ponerse al frente de la protección del ambiente y enfatizó que no existe contradicción entre la preocupación por el medio ambiente y el rol de la OPEP; por el contrario, son complementarios.

En ese sentido insistió que la OPEP podría convertirse en el gran coordinador en la lucha contra el calentamiento global y las emisiones de CO2, “más aún frente al fracaso del tratado de Kioto”.

Correa adelantó que Ecuador presentará en la reunión de mandatarios su propuesta de crear un impuesto especial para los países consumidores, que sirva para estudiar los efectos del petróleo en el ambiente y el calentamiento global; y sobre todo compense a los países más pobres para que puedan luchar contra ese fenómeno del cual son las principales víctimas y sirva para la búsqueda de energías alternativas”.

Una nueva lógica económica

También en el marco del tema ambiental, Correa indicó que Ecuador pone sobre la mesa “iniciativas de ruptura” desde el punto de vista de política energética y ambiental e incluso en cuanto a lógica económica.

“Las reservas probadas más grandes que tiene Ecuador están en el campo ITT, ubicado en el Parque Nacional del Yasuní, con un valor de 20 mil millones de dólares que darían al Ecuador un flujo neto de unos 700 millones de dólares anuales. Hemos propuesto al mundo dejar ese crudo en tierra, no tocarlo, pero que nos compensen al menos con la mitad de lo que deberíamos de percibir, es decir, al menos 350 millones de dólares”, explicó.

De acuerdo con Correa ésta es una iniciativa novedosa que, de funcionar, implicaría un nuevo lineamiento en políticas energéticas e incluso el inicio de una nueva lógica económica que podría cambiar las relaciones mundiales.

“Si usted quiere comprarle un tractor a Europa tiene que pagar por ese tractor, si Europa quiere respirar el aire puro que genera la Selva Amazónica no tiene que pagarnos nada a los países de la Cuenca Amazónica. Eso es mercantil, pero no es lógico. En una lógica de justicia se tiene que compensar no sólo la generación de mercancía sino la generación de valor, como el medio ambiente. De esta manera los países pobres seríamos mucho menos pobres. El problema es que los países ricos serían un poquito menos ricos”.

Fuente: PDVSA